23 ene. 2012

Chi Kung (Qi Gong)


Disciplina por la cual podemos dirigir nuestra energía vital para mantener sano física, emocional y mental a nuestro cuerpo. 
(Chi quiere decir energía y Kung disciplina o trabajo)

Un compendio de movimientos que auxiliados por la respiración, el movimiento y la mente, nos ayudan a mejorar nuestra salud, a prevenir enfermedades y aumentar nuestra vitalidad.
Ejercicios practicados durante milenios por monjes budistas y taoístas, vía real para transformar la energía vital y encontrar el equilibrio físico y mental.
Los beneficios son muchos: 


A nivel Físico 
  • Tonifica los músculos, huesos y órganos mejorando la postura, el equilibrio y la flexibilidad
  • Cambios saludables a las funciones fisiológicas del organismo
  •  Equilibra la presión arterial, 
  • Aumento de la capacidad respiratoria
  • Mejorar la inmunidad, la digestión, el sueño
  • Relaja  músculos, disminuye  la frecuencia cardiaca. 
  • Ayuda importante en el proceso de curación y recuperación de enfermedades graves como el cáncer.


A nivel Emocional  
  • Mejora los estados de la ira, depresión, ansiedad y miedo.
  •  Después de algunos meses de práctica, nos podemos sentir más felices y en paz ya que actúa sobre el sistema nervioso 
  • Libera “neurotransmisores de la alegría” como la serotonina y disminuyendo  la liberación de “neurotransmisores de tensión” como es el caso de la adrenalina.
  •  Muchas veces problemas en la circulación de energía son causa de inestabilidad emocional.


A nivel Mental 
  • Trae mayor claridad de pensamientos, mayor silencio mental, mejoría en la capacidad de planeamiento y en la memoria. 
  • Se logra armonía entre cuerpo-mente-espíritu, a través del trabajo con el cuerpo físico, respiración y la concentración, haciendo foco en el presente.
  •  Equilibra la relación del pensamiento con la acción.  


A nivel Espiritual   
  • Promueve la conexión con nuestra dimensión mas profunda, independientemente de las creencias religiosas.
  • Nos  abre las puertas del entendimiento de quienes somos de verdad.


Clase de chi kung al aire libre
 de Plenitud Argentina


3 ene. 2012

Yin y yang



El yin y el yang son opuestos complementarios que se unen para formar un todo. 


El yin y el yang son opuestos.
Todo tiene su opuesto, aunque éste no es absoluto sino relativo, ya que nada es completamente yin ni completamente yang.
Por ejemplo, el invierno se opone al verano, aunque un día de verano puede hacer frío y viceversa.
El yin y el yang son interdependientes.
No puede existir el uno sin el otro. Por ejemplo, el día no puede existir sin la noche.
El yin y el yang pueden subdividirse a su vez en yin y yang.
Todo aspecto yin o yang puede subdividirse a su vez en yin y yang indefinidamente. Por ejemplo, un objeto puede estar caliente o frío, pero a su vez lo caliente puede estar ardiente o templado y lo frío, fresco o helado.
El yin y el yang se consumen y generan mutuamente.
El yin y el yang forman un equilibrio dinámico: cuando uno aumenta, el otro disminuye. El desequilibrio no es sino algo circunstancial ya que cuando uno crece en exceso fuerza al otro a concentrarse, lo que a la larga provoca la transformación. Por ejemplo, el exceso de vapor en las nubes (yin) provoca la lluvia (yang).
 El yin y el yang pueden transformarse en sus opuestos.
La noche se transforma en día, lo cálido en frío, la vida en muerte. Sin embargo, esta transformación es relativa también. Por ejemplo, la noche se transforma en día, pero a su vez coexisten en lados opuestos de la tierra.
En el yin hay yang y en el yang hay yin.
Siempre hay un resto de cada uno de ellos en el otro, lo que conlleva que el absoluto se transforma en su contrario. Por ejemplo una semilla enterrada soporta el invierno y renace en primavera.

Cada persona tiene una naturaleza en el cuerpo físico con tendencias de tipo, yin o yang

Las siguientes características son generales, los síntomas no siempre se presentan puros, sino entremezclados:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...